Entrenamiento en NEUROFEEDBACK recomendado para TDAH

 

 

NEUROFEEDBACK (NF) es un tratamiento neurocomportamental destinado a la adquisición de autocontrol sobre determinados patrones de actividad cerebral y la aplicación y generalización de estas habilidades en las actividades de la vida diaria.

 

Es una técnica computerizada, totalmente inocua, que a través del registro del Electroencefalograma (EEG) recoge los patrones de las ondas cerebrales que acompañan a los distintos estados mentales mediante sensores sobre el cuero cabelludo cuando estamos realizando una actividad (tarea, dormir, pensar,..).

 

En el caso de los pacientes con TDAH, existen evidencias médicas y científicas de que el TDAH, a pesar de la presencia de otros factores que pueden determinar los patrones y subtipos del trastorno, es una condición disfuncional neurobiológica. Dado que el Electroencefalograma (EEG) suministra una medida del funcionamiento cerebral cuando estamos realizando una actividad es una herramienta muy adecuada para evaluar y realizar un tratamiento del trastorno.

 

El entrenamiento en Neurofeedaback incide por tanto directamente en el origen de la sintomatología, posibilitando modificar los patrones de funcionamiento cerebral inadecuados y disfuncionales que inciden en los procesos de atención, concentración y control del comportamiento. El paciente aprende a controlar la actividad eléctrica cerebral, es decir, aprende a tener un control voluntario de lo que se pensó era involuntario

 

Las sesiones de neurofeedback son monitorizadas por un terapeuta quien coloca uno o más electrodos en el cuero cabelludo y en los lóbulos de las orejas del paciente. Los electrodos funcionan simplemente como sensores que recogen la información sobre la actividad eléctrica de su cerebro, esta es recogida automáticamente por un programa informático, pudiendo de esta manera analizar su patrón de ondas cerebrales en tiempo real.

 

Esta técnica es completamente inofensiva y nada invasiva, el formato se parece mucho al de un videojuego en el que se pueden obtener puntos usando el cerebro. El paciente juega sólo con su cerebro (sin usar el teclado o un joystick). Cada vez que su patrón de ondas cerebrales se acerca al patrón objetivo, se anota la marca. A lo largo de toda la prueba se le informa de cómo van siendo sus resultados y su rendimiento en la actividad, para que pueda modificar la actividad de su cerebro en función del objetivo/recompensa.

 

Es un aprendizaje gradual que requiere para su consolidación y generalización a las actividades cotidianas un mínimo de 25-30 sesiones durante un periodo de 8 - 9 meses (media de 2 sesiones semanales de 30 minutos). En el caso de los niños, completan sin dificultades el entrenamiento ya que es altamente motivante y atractivo, por ello el nivel de adherencia al tratamiento, considerado un factor de eficacia, es muy elevado.,

 

El objetivo y el fin terapéutico de este tratamiento para el TDAH se basa en el “Condicionamiento operante”, esto es, al darle información al niño, en el mismo momento que está realizando la tarea, acerca de cómo funciona su cerebro (si lo está haciendo bien o debe de modificar su patrón hacia una dirección determinada) le permite atender a los errores y entrenar las funciones sobre las que normalmente no tienen un control consciente, como son: la dirección del foco de atención, la planificación, la consecución de metas en función de reforzadores y objetos, el autocontrol y la autorregulación de los niveles de atención y concentración, así como inhibir estímulos distractores.

 

Los beneficios a largo plazo del entrenamiento en Neurofeedback son:

 

  • Un aumento del ritmo de aprendizaje

  • Una mejora en la memoria de trabajo

  • Un aumento de la capacidad de concentración

  • Una mejora en la gestión del estrés y superar el miedo al fracaso

  • Una mejora de la velocidad de procesamiento

  • Mejores resultados en deportes, actividades artísticas y visioespaciales

  • Un aumento de la motivación y el interés en la tarea

  • Un aumento de la plasticidad neuronal

  • Mejora global de todas las funciones

 

Por tanto, Neurofeedback puede entenderse como un entrenamiento funcional del cerebro. Desde esta óptica, es considerado más como un entrenamiento que como una terapia, en la medida en que los pacientes asumen un rol activo y practican hasta desarrollar la habilidad de control (Frank, et al., 2010). Mediante el proceso de aprendizaje el paciente adquiere un locus de control interno sobre su concentración y comportamiento, y experimenta autoeficacia que es la base de la motivación y la autoconfianza.

 

Este aspecto es muy importante a la hora de motivar y empoderar a las personas, dándoles herramientas y recursos para mejorar sus capacidades y reducir su sintomatología, frente al tratamiento farmacológico, por ejemplo, donde asumen un rol totalmente pasivo. Sin olvidar el carácter totalmente inocuo del entrenamiento en Neurofeedback frente a los habituales efectos secundarios de la medicación. Hay que valorar exhaustivamente en cada caso los pos y los contras de usar uno u otro tratamiento o la posibilidad de combinarlos desde un concepto terapéutico multimodal. Actualmente el entrenamiento con pacientes con TDAH es una opción terapéutica, diferente y/o complementaria a la medicación, de uso generalizado en países como Holanda y Alemania.

  • Twitter Clean
  • w-facebook