Intervenimos en problemas de la adolescencia, tanto de conducta como emocionales. 

Realizamos una evaluación donde detallamos el diagnóstico y explicamos las causas del problema, con el fin de que tanto padres como profesores puedan entender qué le está pasando al menor, y así poder ayudarle de la mejor y más eficaz manera posible.

 

Detrás de un adolescente "vago", "agresivo" o "maleducado" puede haber una depresión, un trastorno de ansiedad,                   un problema emocional o incluso de aprendizaje.

Estudiantes en el aula
NUESTRO OBJETIVO ES:

 

Evaluar e intervenir en los posibles problemas psicologicos que puedan tener los menores, con el fin de una pronta recuperación, así como asesorar a los padres sobre cómo intervenir y apoyar desde casa.

 

 

Niño con balón de fútbol
NUESTRA FORMA DE TRABAJAR:   EVALUACIÓN INICIAL

 

En la primera entrevista, recogemos información sobre el caso, tomamos un primer contacto primero con los padres, les informamos sobre cómo vamos a trabajar y en caso de estar de acuerdo quedaríamos otro día para comenzar con la evaluación del menor. 

 

La evaluación del menor, una vez seleccionadas las pruebas o test psicológicos que nos indicarán qué está pasando.

 

Después de evaluar al menor, volvemos a quedar otra sesión con los padres para devolver la información obtenida y damos pautas sobre como afrontar determinadas situaciones, bien para estas dejen de producirse o bien para que comiencen. 

 

Escribiendo en la pizarra
PROGRAMA DE INTERVENCION:

 

En función de los resultados de la evaluación se diseñará un programa de intervención a seguir con el menor, la frecuencia de las sesiones semanales podrá variar en el número de días.

 

Seguimiento: de manera periódica, volveremos a evaluar al menor para asegurarnos de que la intervención esta siendo eficaz, y no se prolonga en el tiempo de manera innecesaria. 

 

Durante todo el programa se asesorará a los padres y tutores (siempre con el consentimiento de la familia) del menor, así como las personas cercanas a él. Es muy importante tener una imagen real de lo que el menor es o no es capaz de hacer en cada momento, para asegurar el éxito del tratamiento.

 

 

  • Twitter Clean
  • w-facebook